infcar

 

Del Ternero a la Mesa! – Abril

Durante el mes de abril la invernada, en plena zafra, perdió unos centavos mientras que la hacienda en pie y en gancho subió con similar magnitud. En el sector minorista los precios se mantuvieron estables frente a un consumo debilitado.

El precio del ternero de invernada presentó una baja de 1,87% en abril con respecto al mes de marzo. En plena zafra los volúmenes comercializados fueron mayores al mes pasado a pesar de ello el precio logró mantenerse en un buen nivel ($34). Muchos feedlots sufrieron las consecuencias de las excesivas lluvias y no pudieron ingresar hacienda, sin embargo este año la demanda de invernada se diversifica incorporando nuevos actores por lo cual se espera que los precios al igual que las expectativas se mantendrán firmes.

La hacienda liviana del tipo consumo volvió a subir en abril. En un mes donde las lluvias afectaron la actividad ganadera, la oferta de hacienda en pie bajó, y los precios subieron. Si bien el consumo no muestra señales de recuperación, la irregularidad en los ingresos a Liniers empujaron las cotizaciones hacia arriba. En las jornadas de mayores ingresos se pagó más por los lotes de mejor calidad, y se castigó lo regular.

El precio del novillito en gancho subió en forma proporcional al precio en pie. La industria absorbió el precio durante los días de lluvias más intensos esperando bajas posteriores que no llegaron a darse. A medida que el clima fue mejorando y los precios continuaron firmes, el precio de la res en gancho se actualizó en sentido ascendente.

El seguimiento de precios de 3 cortes de consumo masivo (Asado-Bola de Lomo-Nalga) refleja un incremento del 0,76% en el mes de abril. Con un consumo interno muy tranquilo es difícil trasladar precios hacia adelante. El asado continuó con muy poca salida, a la hora de hacer cálculos el asador opta por más cantidad de cortes con mayor rendimiento en carne, como el vacío. La disparada del precio del costillar afectó la relación asador-asado. Por otra parte con la llegada de los días fríos el consumo comienza a dirigirse hacia los cortes de menor valor para milanesas y guisos. Hasta que no haya una actualización de salarios no se espera que las ventas en el sector minorista repunten.

incar2